EEUU Ajusta Medidas De Rescate Tras Ejecución De Jordano

El riesgo de captura es inevitable en misiones de combate aéreo en cualquier lugar.

WASHINGTON (AP) – La horrible ejecución de un piloto jordano que se estrelló en territorio controlado por el grupo Estado Islámico expuso un problema de la coalición encabezada por fuerzas estadounidenses: no hay forma segura de rescatar a un piloto que caiga del otro lado de las líneas enemigas. Ahora, en respuesta, Estados Unidos acercó una aeronave de búsqueda y rescate al campo de batalla, indicaron funcionarios de Defensa el jueves.

Pilotos estadounidenses realizan misiones sobre Siria diariamente saliendo de las bases en la región, incluyendo Catar, mientras que las naciones aliadas, entre ellas Jordania, Arabia Saudí y Bahréin, realizan vuelos con menor frecuencia. Los Emiratos Árabes Unidos suspendieron su participación en bombardeos en diciembre luego que el piloto jordano fue capturado, pero podría reconsiderar después de haber proporcionado a sus tripulaciones capacitación adicional, dijeron dos funcionarios.

El riesgo de captura es inevitable en misiones de combate aéreo en cualquier lugar. El peligro es probablemente mayor para los pilotos que vuelan sobre Siria sin tropas estadounidenses cercanas, pese a que el grupo Estado Islámico tiene capacidad muy limitada para derribar aviones.

La importancia de encontrar al piloto antes de ser capturado fue evidente luego de la publicación de un video que muestra a combatientes del grupo quemando vivo al teniente jordano Muath al-Kaseasbeh en una jaula.

Estados Unidos ha realizado cerca de 900 misiones de combate aéreo sobre Irak desde agosto pasado y más de 900 sobre Siria desde septiembre -sin mencionar los cientos de vuelos de reconocimiento y otras misiones de apoyo- sin una sola pérdida. Los pilotos de la coalición han efectuado más de 350 misiones de bombardeo sobre Irak y 80 o más sobre territorio sirio, y al-Kaseasbeh es la única víctima hasta ahora.

No obstante, tres funcionarios de Defensa dijeron que en los últimos días Estados Unidos ha apostado aeronaves de búsqueda y rescate en el norte de Irak a fin de reducir el tiempo de respuesta en caso de la pérdida de otro piloto. El avión de al-Kaseasbeh cayó en diciembre y él fue capturado rápidamente por combatientes del grupo Estado Islámico antes de que equipos de rescate estadounidenses pudieran dar con él.

Los tres funcionarios hablaron sólo con la condición de mantenerse en el anonimato dado que no están autorizados a hablar de manera oficial sobre un movimiento de los equipos de rescate que no ha sido anunciado.

«Es una práctica estándar cada vez que una aeronave estadounidense vuela sobre espacio aéreo enemigo que un paquete de búsqueda y rescate esté listo para actuar», dijo Peter Mansoor, un coronel retirado del Ejército que prestó servicio en la guerra en Irak. Pero el éxito lejos está de ser garantizado, particularmente cuando una fuerza enemiga por tierra puede atrapar con rapidez al piloto.

(Fuente:  ROBERT BURNS, ASSOCIATED PRESS/diariolibre.com/MonumentoCity.Com)