Duelo, Bartolo Colón: “No Me Sale Nada”

El picher llegó ayer para el sepelio de su madre

“No me sale nada” , fueron las únicas palabras pronunciadas por Bartolo Colón al referirse a la muerte de su madre, quien anoche era velada en la capilla B de la Funeraria Blandino de esta ciudad. La señora Adriana Morales Cruz, alias Mima, de 63 años de edad, falleció en la unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Corominas de esta ciudad, tras luchar contra un cáncer que en los últimos días se agravó. 

Bartolo Colón, serpentinero de las Grandes Ligas con los Mets de Nueva York, llegó al país al caer la tarde de ayer para participar en las honras fúnebres de su madre. Luego de verla en el ataúd, tras ser expuesta alrededor de las nueve de la noche, se acercó calmado a su cuerpo para acariciarla y colocarle una flor blanca en las manos.

Luego salió al lobby de la capilla, y hasta allí llegaron familiares y amigos del pelotero y la familia para unirse a su dolor que le embarga en estos momentos. 

Miguel Valerio Colón, padre del lanzador dominicano, que la pasada semana arribó a las 200 victorias en su carrera en las Mayores, informó que el cuerpo de la señora Morales Cruz será llevado hoy a El Copey, específicamente para el estadio que Bartolo construyó en la zona, y será sepultado en Altamira, aunque dijo que no tienen la hora exacta, una decisión que la familia tomaría luego.

“Vamos a determinar qué es lo que se va a hacer, pero en Altamira es que se va a enterrar”, precisó el padre de Bartolo. 

 “Para mí ha sido una pérdida de las más grandes, es la pérdida de una mujer ejemplar, de 45 años juntos, y en tres días se me pierde… se me pierde mi esposa así tan fácilmente, tanto luchar”, agregó. 

El padre de Bartolo dijo que su hijo vino al país tras el equipo otorgarle el permiso el día de ayer. No está claro cuántos días permanecerá Bartolo en el país. Se espera que el día de hoy Colón sea colocado en la lista de duelo de las Grandes Ligas por los Mets. Aunque son nativos de Altamira en Puerto Plata, la madre del conocido serpentinero vivía junto a su esposo en la urbanización Cerro Alto de esta ciudad. 

(Fuente:  Wendy Almonte/elcaribe.com.do/monumentocity.com)